fbpx

Exnuncio en Chile Luigi Ventura deberá enfrentar en Francia un juicio civil por abusos sexuales

Su mentor fue el cardenal Ángelo Sodano (a la izq), más conocido como el "nuncio de Pinochet". Él consagró obispo a Ventura (al centro) y luego lo nombró nuncio en Chile, en una nunciatura muy relacionada con Karadima (a la der) quien entregó varios obispos. El 10 de noviembre próximo se iniciará el juicio de Ventura en París.

31
SHARES
305
VIEWS

Notice: Trying to get property 'child' of non-object in /home/kairosne/public_html/wp-content/themes/jnews/class/ContentTag.php on line 45

Notice: Trying to get property 'child' of non-object in /home/kairosne/public_html/wp-content/themes/jnews/class/ContentTag.php on line 45

(PARÍS, FRANCIA, 23.07.2020 – KAIRÓS NEWS / Agencias).- El exnuncio en Chile y otros países, Luigi Ventura, está siendo investigado en Francia por una presunta agresión sexual cometida contra un trabajador del Ayuntamiento de París, informaron fuentes judiciales a las agencias internacionales de noticias AFP y EFE. Existen, sin embargo, al menos cuatro acusaciones en su contra.

Las mismas fuentes indicaron que el juicio se iniciará el próximo 10 de noviembre, en París, lugar donde el fiscal Rémy Heitz, lleva adelante una investigación que abrió al inicio del año pasado cuando saltó la primera de cuatro denuncias públicas.

El anuncio de la fecha para comenzar juicio “es una victoria”, declaró Jade Dousselin, abogado defensor de uno de los demandantes. “La fiscalía está validando lo que afirmábamos desde el primer momento y conforta a las víctimas en su iniciativa de denunciar”, señaló Dousselin.

También existe una denuncia en Canadá, donde Ventura también fue nuncio. Según la publicación religiosa francocanadiense Présence, esta denuncia fue corroborada por el actual nuncio en Canadá, el obispo Luigi Bonazzi.

Durante el pontificado de Juan Pablo II, Ventura fue consagrado obispo  (29 de abril de 1995) por el entonces cardenal secretario de Estado, Angelo Sodano, quien antes fue nuncio en Chile (1977-1988).

Ventura estuvo solo tres años en Chile, desde el 25 de marzo de 1999 al 22 de junio de 2001, porque Benedicto XVI lo envió como nuncio a Canadá y posteriormente a Francia donde finalmente será juzgado.

En julio del año pasado, el papa Francisco le levantó la inmunidad diplomática a Ventura para que enfrentara  los cargos criminales que se le imputan, y en diciembre pasado, además, le aceptó la renuncia.

El «padrino» de nuncios

Ángelo Sodano, el cardenal italiano que llegó a ser Secretario de Estado del Vaticano  (una especie de primer ministro en el gobierno), durante el pontificado de Juan Pablo II.

Fue nuncio en Chile entre 1977 y 1988, es decir, en los momentos de mayores violaciones a los derechos humanos en el país, con ejecutados políticos, detenidos desaparecidos, represión a poblaciones, cesantía del 30%, mujeres denigradas, sacerdotes y religiosas de poblaciones perseguidos y detenidos, y al final con protestas nacionales con dura represión al mundo popular. En este tiempo, el nuncio se codeó con el élite chilena y el dictador, no pronunciando palabra en favor de alguna víctima.

Tanto es así, que a Sodano se le reconoce ser el artífice de la salida al balcón del palacio de La Moneda de Juan Pablo II con el dictador Pinochet, en abril de 1987, cuya foto dio la vuelta al mundo y que la Comisión de Visita del Papa a Chile había cuidado mucho evitar.

Luego Sodano incidió directamente en el nombramiento de obispos chilenos cercanos a Fernando Karadima, quienes se caracterizaron por no involucrarse en la defensa de los derechos humanos y ser proclives a declaraciones contra el aborto y enseñanzas de moral sexual. Son personajes como Carlos Oviedo, Juan Barros, y otros. En 1992 Sodano fue clave para neutralizar la palabra profética de muchos obispos reunidos en Santo Domingo (Rep. Dominicana) para la III Asamblea del Episcopado Lationoamericano.

Los nuncios que siguieron a Sodano, como Luigi Ventura, se caracterizaron por seguir la misma línea de nombramientos episcopales y marcar la pauta en las asambleas plenarias de los obispos chilenos con su tradicional charla en la apertura.

El año pasado, cuando el periodista Frédéric Martel vino a Chile a presentar su libro «Sodoma. Poder y escándalo en el Vaticano«, señaló en entrevista a Interferencia que «en Chile la Nunciatura bajo Angelo Sodano y sus sucesores durante la dictadura de Pinochet fue infiltrada y vigilada por al menos seis personeros y agentes de la dictadura. Personas cercanas también a Fernando Karadima. Eso quiere decir, primero, que los abusos sexuales de este sacerdote eran conocidos por la dictadura; y segundo, que la homosexualidad eventual de ciertos nuncios también era conocida por la dictadura». En su libro el autor menciona en la red de protección a los políticos de Pinochet: Jaime Guzmán, Francisco Javier Cuadra, Roberto Arancibia Clavel, Sergio Rillón y al agente de la DINA y reservista de la Armada, Rodrigo Serrano Bombal.

Ventura en París

De acuerdo con el vespertino parisino Le Monde, los hechos que acusan a Luigi Ventura, se sucedieron durante la tradicional recepción del año nuevo al cuerpo diplomático, ofrecida por la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, el 17 de enero de 2019. En ese acto, el nuncio apostólico suele tener un papel especial en su condición de decano del cuerpo diplomático en el país.

Antes de ese acto, según informó ese diario, fue cuando tuvo lugar la presunta agresión sexual cometida contra un joven empleado del servicio de relaciones internacionales de la alcaldía, quien denunció tocamientos de Luigi Ventura. El ayuntamiento puso en conocimiento de la Fiscalía los hechos seis días más tarde y entonces, se inició la investigación cuyo juicio civil y público se iniciará el próximo 10 de noviembre de 2020.

Next Post

RECOMMENDED

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.